Acuerdos de hermanamiento y amistad

La prefectura de Yamaguchi mantiene relaciones de hermanamiento y amistad con la provincia china de Shandong (desde 1982), con la provincia surcoreana de Gyeongsang del Sur (desde 1987) y con la Comunidad Foral de Navarra, en España (desde 2003).

Shandong, con una población de aproximadamente 90 millones de personas, vio nacer a dos de los más célebres pensadores que ha dado la humanidad, Confucio y Mencio, y por ella discurre el Río Amarillo, cuna de la civilización china. El intercambio con esta provincia en los ámbitos economico, turístico, de preservación medioambiental y explotación forestal se ha activado especialmente en los últimos años.

Un amplio patrimonio cultural, una exuberante naturaleza y un gran atractivo turístico caracterizan a la provincia coreana de Gyeongsang del Sur, situada en el estrecho de Tsushima y con una poblacion de cerca de tres millones de habitantes. Sus relaciones con Yamaguchi no han hecho sino reforzarse gracias al intercambio en el campo de las tecnologías medioambientales y la educacion.

La relación con Navarra, comunidad de alrededor de 600.000 habitantes situada en la parte norte de España, está muy arraigada entre la ciudadanía de Yamaguchi, ya que tiene su origen en los lazos históricos y culturales que estableció el misionero jesuita San Francisco Javier. Esta región, limítrofe al norte con los Pirineos y Francia, destaca por sus recursos agrícolas y turísticos. El intercambio entre las dos provincias se centra en los ámbitos cultural, educativo y económico.

Emigrantes de Yamaguchi en el extranjero

Representantes de los dieciséis kenjinkais (organizaciones establecidas por los inmigrantes originarios de Yamaguchi) repartidos por nueve países tuvieron, en octubre de 2004, la oportunidad de reunirse en su tierra natal en el marco del Primer Congreso Mundial de Kenjinkais de Yamaguchi en el Extranjero, con el objetivo de construir una red de descendientes de Yamaguchi que traspase barreras territoriales y generacionales. Para la prefectura de Yamaguchi, los kenjinkais constituyen una pieza clave del intercambio internacional.